Este servicio consiste en asesorar y acompañar en la inserción laboral. El objetivo es mejorar la empleabilidad,  a través del descubrimiento de habilidades y competencias de cada cliente.  La idea es que en una entrevista seas tú mismo, eso sí, mostrando una faceta adecuada, ajustada al contexto laboral de tu interés. Para ello, es importante detectar qué aspectos pueden estar influyendo negativamente en este proceso y, fortalecer cualidades positivas.

Cada empleador fija sus condiciones, busca características puntuales en base a su experiencia, intuición, criterio o cultura de la organización; por ello, no hay un formato estándar. Frente a este escenario, lo más adecuado es desarrollar confianza en las propias capacidades, de manera que en una entrevista laboral actuemos con seguridad y naturalidad frente a cualquier pregunta; incluyendo las clásicas: “nombre tres fortalezas y tres debilidades” – “¿cual es su principal motivación por el cargo?” Etc.

En la orientación laboral también se revisan estrategias de búsqueda, curriculum vitae y test psicológicos.